Es posible que las diferencias en ósmosis sean complicadas de entender. Una persona cualquiera puede pensar que si la ósmosis es un tipo de filtrado todo los aparatos son iguales ¿no? Pero nada más lejos de la realidad.

Es cierto que es un tipo de filtrado, pero no es único. Y si a eso sumamos todo el montaje que lo acompaña… Es decir, cada equipo de ósmosis es como un pequeño circuito por donde pasa el agua que vamos a beber.

Ese circuito dispone de diversos componentes. Es decir, son varios los filtros por donde pasa el líquido elemento hasta salir por nuestro grifo. Pero además, un equipo dispone de un motor y otros sistemas que lo completan.

Por lo tanto, puede haber grandes diferencias en ósmosis si consideramos unos y otros equipos. Es por eso que puede haber una gama tan amplia de precio. Aunque la pregunta clave es ¿son todos igual de recomendables?

Principales diferencias en ósmosis que debemos considerar

Respondiendo a la pregunta anterior no, no todos son recomendables. En primer lugar, deberíamos asegurarnos de que los filtros están homologados y son salubres.

Se pueden usar muchos elementos para liberar al agua de su exceso de cal y no todos son seguros. Es importante buscar el sello de calidad o consultar con el proveedor.

Hace años, cuando empezaban a comercializarse al por menor las ósmosis, la regulación era más laxa y no había tantos controles. Por eso es posible encontrar equipos realmente económicos y de dudosa procedencia.

Otro problema era el gasto de agua. Esos equipos baratos tenían poca fuerza, el agua no terminaba de pasar correctamente por todo el circuito y había mucho desperdicio. El ahorro luego se pagaba con facturas muy altas.

diferencias en ósmosis

Incluso los equipos que tienen de cinco filtros y motor presentan otros problemas. Por ejemplo: fugas. Las ósmosis más económicas no están preparadas para posibles goteos y cuando te das cuenta ya es tarde.

En resumen, filtros dañinos, facturas de agua muy altas y problemas de fugas e inundaciones. Estos serían los principales problemas que podríamos tener con cierto tipo de equipos de ósmosis que se venden actualmente.

Los equipos de ósmosis fabricados en España

No todos los países someten sus productos a los mismos controles de calidad. Es por eso que, entre las diferencias en ósmosis, su procedencia sería una de las ventajas. Sin olvidar también la de todos sus componentes.

Los equipos fabricados en España ofrecen una calidad sin parangón. Esto es gracias a los controles de calidad y salud pública que nos diferencian. Por lo que esto es una garantía para los filtros y componentes de cada uno.

Por otro lado, cada empresa puede ser más o menos exigente con sus fabricantes. Es decir, que podría haber ciertas variaciones entre los productos que unos y otros negocios ofrecen.

Esto pasa sobre todo con los equipos de ósmosis de marca blanca. Ya que el cliente tiene cierta flexibilidad a la hora de pedir. De esta forma podría diferenciarse más fácilmente de su competencia.

¿Un consejo? Pregunta a tu proveedor las diferencias entre sus equipos de ósmosis y los de las competencia.

Algo más importante que la cal son los nitratos. Elementos químicos que se filtran en el agua desde el suelo y se emplean en agricultura. Están relacionados con diversos problemas de salud y hay que evitarlos.

El agua osmotizada debe estar libre de nitratos y este es uno de los principales motivos para invertir en ósmosis.

diferencias en ósmosis inversa

¿Dónde está la diferencia de precio en las ósmosis?

Aquí la respuesta podría ser muy amplia. Son muchos los detalles que mejoran un equipo, pero veamos algunos. Recuerda que el objetivo principal es que tú bebas agua de calidad.

Es importante que entiendas el interés de todo esto; se trata de agua. Un 60 % de nuestro cuerpo es agua y la vamos a ingerir para llevar a cabo nuestras funciones vitales. Ninguna broma con esto.

Un equipo estándar de ósmosis debería llevar varios filtros, pero asegúrate de que están homologados en España. El agua queda así liberada de la cal, los nitratos y el residuo seco.

Esto no significa que vayas a beber agua destilada. El agua osmotizada podría haber perdido sus minerales esenciales. Pero el circuito no termina ahí.

Se añade un postfiltro remineralizador. Dicho filtro añade al agua esos minerales que debemos ingerir y que perdemos por la sudoración. Con lo que ya tendríamos justo lo que necesitamos ¡y sin nitratos!

Además, las ósmosis llevan motores que ayudan al agua a completar el recorrido por el circuito de filtros. De esta forma hay menos desperdicio y gasto de agua. Así tu factura no notará que ahora bebes un agua mejor.

Otro componente importante es el detector de fugas. Esto hace que tu equipo se detenga si hay cualquier tipo de goteo interno o mala conexión. Por lo que tu cocina o tu casa estarán a salvo de inundaciones.

Conclusiones sobre las diferencias en ósmosis

Dicho todo esto parece una buena opción. Y para tu tranquilidad podría ser suficiente, pero hay más. Los equipos de ósmosis más recomendables disponen de un sello verde que indica que están libres de Bisfenol A.

Es decir, que sus componentes plásticos son seguros. ¿Cuál es el resultado? Agua ilimitada, de calidad y más alcalina, sin nitratos ni exceso de cal. Justo lo que necesitas para hidratarte con total tranquilidad y de forma sana.

En AQUAfuentes llevamos muchos años vendiendo equipos de ósmosis homologados. Todos acorde a nuestras exigencias. También reponemos sus componentes y somos servicio técnico de los principales fabricantes.

Por eso, si buscas diferencias en ósmosis, debes conocer nuestros equipos y sus ventajas. Contacta con nuestros comerciales y resolveremos todas tus dudas ¡hazlo por ti!

Abrir chat