sed-agua

La sed, o necesidad por la ingesta de agua, es el primer mecanismo que pone en marcha nuestro cerebro cuando requiere de ésta para sus funciones primordiales o cuando la concentración de sales minerales es mayor.

Si la cantidad de agua en nuestro cuerpo baja de una medida determinada, nuestro motor pone en marcha una alerta que conocemos como sed. Si continúa, es la causa de muchos problemas renales y neurológicos, en primera lugar, para desencadenar otros más serios que pueden convertirse en crónicos.

Perdemos agua, constantemente

Simplemente realizando las mínimas funciones corporales, perdemos agua en grandes cantidades. Esto es:

  •  Orinando, perdemos más de un litro diario
  •  Durante la transpiración y respiración, casi un litro
  •  Con las eces, más de medio litro de agua
  •  Y para realizar funciones como la digestión, también casi medio litro.

Sin sumarle a esto, los pequeños o grandes esfuerzos diarios, la sudoración, y las altas temperaturas que a veces soportamos.

El agua, como fuente de hidratación y Salud

Cabe recordar, que mantener una buena alimentación es importante en cada una de nuestras etapas y situaciones, como por ejemplo los niños, las personas mayores y/ o los deportistas, pero ello debe siempre ir acompañado de una buena agua, fundamental para evitar la fatiga y quizá otros trastornos.

Encárgate de tu alimentación, no somos cocineros para cuidarte, pero el agua de calidad que necesitas, sí la tenemos. Somos Aquafuentes, agua con salud.

Abrir chat