La mejor agua es de calidad, equilibrada y filtrada, por ósmosis inversa.

Toda madre sabe que no vale cualquier agua a la hora de hidratar a su bebé. La calidad y la pureza del agua deben estar en niveles óptimos para que el niño crezca fuerte y sano. Una correcta hidratación es fundamental en los primeros años de vida.

No solo la ingesta directa del líquido elemento, la utilizada en la preparación de papillas y otros alimentos debe ser igualmente pura y estar libre de toxinas y cal. En este aspecto, si está osmotizada presenta numerosas ventajas. Permite acceder a un agua perfecta para el consumo humano sin salir de casa.

No es necesario preocuparse de almacenar botellas que ocupan espacio, cuestan dinero y siempre se acaban cuando más las necesitas.

La pureza del agua, fundamental durante el embarazo

la mejor agua en el embarazo

Pero también hay que prestar atención al consumo del agua antes del parto. Durante el embarazo es clave para garantizar el correcto desarrollo del feto para que pueda nacer sano.

Evitar un exceso de cal, preocuparse por la presencia de nitratos y asegurarse de que cumple el estándar de calidad. Sobre todo en las zonas cercanas a cultivos, ya que se pueden filtrar sustancias nocivas e imperceptibles.

Y es que todas esas cosas que comemos y bebemos sin preocupación podrían ser fatales para un embrión que trata de formarse. Construyendo sus principales células y órganos con sustancias alteradas. Un riesgo que nadie querría asumir.

Según un estudio de la Universidad de Birmingham la ingesta de agua del grifo aumenta la probabilidad de que el niño padezca problemas cardíacos y cerebrales a causa del cloro y otras sustancias. Pero si es osmotizada resulta excelente en estos casos, ya que asegura una hidratación libre de toxinas y cal.

En Aquafuentes disponemos de diversos sistemas de ósmosis que limpiarán el agua de su casa u oficina, dejándola libre de impurezas. Puedes seguir todas las novedades en Facebook y Twitter. La mejor agua está aquí, en AQUAfuentes.

Abrir chat