El agua y el ayuno pueden convertirse en tus principales aliados si quieres depurar tu organismo. Los excesos de las Navidades ya quedaron atrás y ahora nos preparamos para otras etapas. Pronto llegará la primavera con sus astenias y después empezaremos a aligerar nuestro vestuario.

Depurar el organismo es una buena idea, al menos en los cambios estacionales. Pero agua y ayuno son una combinación que puede hacer mucho más por ti. Sobre todo si hablamos de agua de calidad: purificada y osmotizada, con niveles saludables de sales minerales.

Agua y ayuno para mantener tu organismo joven y fuerte

En 2016 Yoshinori Ohsumi ganó el Premio Nobel en Fisiología y Medicina gracias a décadas de estudios sobre el ayuno y la autofagia. Algo que poco a poco empieza a calar en el resto de seres humanos y ya va siendo hora de que lo vivamos en primera persona.

La autofagia no es más que la acción de alimentarse unas células de otras. Es como si nos comiéramos a nosotros mismos, solo que las células más fuertes devoran a las débiles o enfermas.

A nivel médico es muy interesante porque es una forma de mejorar nuestro sistema desde dentro. Imagina que nuestras células pueden sanarnos o rejuvenecernos deshaciéndose de las que no dan la talla. Un autocontrol interno que podemos mejorar y potenciar.

Permitamos que nuestro organismo haga su trabajo

La parte más controvertida de la investigación de Yoshinori es que nosotros podríamos afectar a ese balance. Todos sabemos que el cuerpo tiende al equilibrio y aprende a trabajar con lo que le ofrecemos. Sin embargo, hay creencias que nos están haciendo un flaco favor.

Por ejemplo, la recomendación de hacer 5 o hasta 6 comidas al día para estar mejor; o la afirmación de que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, no encontramos constancia científica de que esto sea así. Pero sí que hay veracidad de que no lo sea, al menos desde el nobel de 2016.

Según las investigaciones del galardonado esto sería contraproducente. Comer tan a menudo y desayunar en cuanto nos despertamos mantiene al cuerpo ocupado en todo momento. Es por eso que nuestras células no pueden dedicarse a esa autolimpieza tan necesaria.

Una forma de rejuvenecer y mejorar

Yoshinori afirma que debemos dejar al cuerpo el tiempo suficiente para que pueda dedicarse también a recomponerse.

Por ejemplo, empezando con un ayuno de unas 12 horas; esto significa que si haces tu última comida del día a las 20:30, suponiendo que termines a las 21:00 deberías esperar hasta las 09:00 de la mañana siguiente para volver a comer.

Mientras tanto es importante que bebas un buen vaso de agua osmotizada para hidratarse saludablemente y aportar a tu organismo los minerales que necesita.

Y si esto te va bien durante unos días consulta con un especialista la posibilidad de alargar estos ayunos o alternarlos de la forma correcta. Así verás que el agua y el ayuno aportarán grandes ventajas a tu cuerpo.

agua y ayuno para depurar el cuerpo

Abrir chat
Powered by